El bigote de Chaplin

Puede que los seres humanos tengamos una tendencia innata hacia la autodestrucción, una inclinación oscura hacia lo más barbárico. Sólo así se entiende que, para la historia, el mayor símbolo del mágico Chaplin haya quedado sepultado bajo las arenas del olvido, siendo completamente fagocitado y aplastado por el peso de las svastikas.

El mundo sería mucho más bonito si, en lugar de tantos documentales sobre nazis (¿¿”Nazi Megaestructuras”??), nos pusieran más películas de Charlie Chaplin…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s