Casa, cruel jaula

Los amos se dejaron la puerta entreabierta, y al fin pude escapar de aquí

Sin embargo, las expectativas de libertad desde la cruel jaula fueron demasiado altas como para poder cumplirlas

El cielo quema y asfixia. El mundo, tan grande, asusta; ¿qué hay de mi alpiste? ¿y por qué esos pájaros tan grandes me atacan?

Huir de la jaula es volver a casa, pero me desorienté, y no sé guiarme, pues nunca tuve que hacerlo, y de no hacerlo se atrofia esa parte de uno. Me rendí, me rendí… cobarde, cobarde

Vengo de vuelta desesperada con los humanos, pero el niño vino a por mí a hacerme daño -tan inocente, como acostumbra. De no haberlo sido nunca, ¿ya no seré nunca libre? ¿ya no sabré cómo ser?

Sólo pude cantar desde la jaula baladas de melancolía imposibles… hasta que me marché para siempre

 

 

bird-cage-687693_960_720.jpg

 

 

Los pájaros no están hechos para las jaulas, pero las jaulas están hechas para los pájaros

 …la clave está en hacerlos nacer en ellas…

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Casa, cruel jaula

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s