La mujer enamorada

Y allí estaba aquella mujer, sentada en aquella roca mirando a la luna llena como un óvulo flotante en el infinito cielo negro. Los reflejos de la luna caían sobre ella como un suave barniz de plata, iluminando su rostro, sus hombros, sus brazos, su cuello, sus manos, toda la piel morena que no tapaba su vestido blanco cuya tela también brillaba en su indescriptible blancura en aquella noche del mes de julio. Ella miraba los rayos del astro como seducida por su luz firme y a la vez borrosa. Podía sentir su calor en una noche tan fría de verano. Podía notar en su piel el burbujeo de las bebidas alcohólicas de gas latiendo. Y en su corazón, la gracia de un dios nocturno alumbrándola, adorándola como a otra diosa que creía ser por un instante. Era un momento íntimo, único, ella y su roca, ella y su luna, ella y su compañera de siempre, para siempre, infatigable astro de cada noche; pero hoy, redonda, distinta, la luna le daba todo de sí. Hoy se entregaba a ella tan grande como la luna era. Hoy tenía todo su cuerpo para ofrecerle. Y ella estaba enamorada de todo eso.

Pero la luna no tenía sólo los ojos para ella. La luna miraba a todo aquel que la mirara. La luna deseaba a todo aquel que la deseara. El problema es que la mujer quería a la luna sólo para ella sola… ¿Y qué hacemos entonces con los celos? ¡QUÉ HACEMOS! Cada mujer, cada hombre, cada ser viviente la mira con deseo íntimo cada noche… Y la luna les devuelve la mirada: no sabe hacer otra cosa.

La Luna Ama: eso es lo que sabe hacer. Y Ella Ama a la Luna: eso es lo que siente ahora. Pero la luna es su sueño, es intocable, inalcanzable, impenetrable, y sólo roza un anhelo lejano de perfección… ¿Justamente la ama por estar tan lejos? La ama, al fin y al cabo. Y es un sentimiento legítimo. Como cualquier otra mentira.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Un comentario en “La mujer enamorada

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s