El universo conspirando por un pirado

Al final, nos hemos liado. Todo comenzó con una mirada y una sonrisa. Lo demás, fue puro trámite: el tabaco sirvió de excusa. Es morena, es bella, es de Cáceres, y sus bailes me intimidan mucho. Mis bailes no están a su altura, pero a ella no parece que eso le importe demasiado. Me pide una foto juntos que me anima el alma, la patata y el pene ¡PA-TA-TA! clic. Si se va, vuelve luego a buscarme. Aunque todo parece muy simple, lo cierto es que no lo fue. En un momento de la noche le pedí que me diera un beso. Ella dijo que me lo daría encantada, pero me otorgó una sonrisa cínica cómo preludio a una desconcertante respuesta. Me dijo que sus amigos son muy protectores, que son pesados como mil pollas en el hombro. Dijo que si la ven liarse con alguien, no la dejarán en paz ¿Jueguecitos de colegios a estas alturas? Sí, eso parece. Me baila, se escabulle. Vuelve a mí. Me acerca la boca, me mete la LENGUA DENTRO. Pronto la saca. Está jugando, sí. Creo que este juego me gusta.

Le digo que se venga luego a una rave perdida en medio de las afueras. Está lejos, en fin, para ir se necesitan ruedas y carretera. Tampoco ha sido muy difícil de convencer.

En un momento dado, ella decide irse a la rave. Nos despedimos y me da su número. “Para vernos luego”, me dice. En ese momento me pongo en busca de mis abandonados amigos. Tampoco estaban muy lejos. Nada más dar con ellos, les digo “¡VÁMONOS YA!”. Al fin y al cabo, ese era el plan de la noche. Pero todos tienen los ojos rojos… de allí no los mueve ni una puta grúa.

El polvo estaba hecho, pero las circunstancias no acompañan. Ella se ha marchado a un sitio al que yo no voy a ir. Lo peor es que se ha marchado por mi culpa. Pero recuerdo que ella me ha dado su número de móvil ¡AJÁ! Así que le hablo, y ella contesta rápidamente

-Mis colegas no creo que vayan, se han hartado de porros. Si al final consigo ir, te aviso 😀

-Vamos no me jodas 😦 😦 😦 ¡Estoy aquí! ¡Ven!

-¡Lo voy a intentar! (emoji del poderoso biceps)

Les insisto, pero no hay nada que hacer. Sus ojos rojos me han ganado la batalla. Las orejas están tapiadas. Escribo a la susodicha

-Lo veo súper chungo lo de ir. Pero si a la vuelta te quieres venir, vivo a solo dos calles de donde nos conocimos

-¿No vienes o qué?

-Lo he intentado, pero no. Vamos, aún no me voy a recoger. Me quedan muchas ganas de marcha. Si te quieres pasar luego, yo encantado, ¿eh?

-¡Vamos ya, tío! ¡Que he convencido a mis amigos!

-Yo era el primero que quería ir, chica… Lo dicho, si a la vuelta te apetece verme, aquí voy a estar

Uf… noto que me repito demasiado. DESESPERACIÓN y LOCURA

-Joooo… 😦 

-Disfruta tú, ya me gustaría a mí… 😦

-¿Pero en serio no te vienes?

-Ven tú, plis. A tu ritmo, pero ven

-¡Acho, que estoy lejos!

-Cierto, digo cuando vuelvas. Si quieres, claro. Lo que a ti te apetezca. Pero a mí sí me apetece…

-¡Pero ven, coño! En serio…

-¡En serio te digo que quiero ir, pero que no puedo! Mis amigos se han ido ya todos, excepto uno. Estoy con él en el bar. Tiene coche, pero él tampoco quiere ir… una mierda

-Acho… ¡Vente, cojones!

-Canija… no hay nada que yo quisiera más en este momento que ir. ¡He hablado incluso con gente desconocida para ir con ellos! Pero no ha salido bien…

-Ya te vale

Menudo bucle. Esta conversación ya no tiene sentido. Pero no puedo sacarme a la extremeña de la cabeza. Cuantas más copas bebo, más fuertemente insisten mis descontrolados instintos primarios. No debería insistir… pero no puedo hacer nada contra ese fuego… En fin, debo ir al grano. Sí, lo sé, soy muy pesado…

-En serio, no voy a ser más pesado. Si a la vuelta te quieres pasar por mi casa, yo encantado. Si no, pues lo entiendo también. Ir, por desgracia mía, es imposibol

-Yo tampoco quiero ser más pesada. Pero… ¡Ven! Jajajajaja

-Jajajaja

-¡Vamos, joder! ¿Es imposible de verdad?

-Imposible de verdad. Pero vente luego

-Vente tú

-¿A tu piso, dices?

-¡No, aquí!

-¡Pero que no me puedo tele-trasportar, canija!

-¡Taxiiiiiii!

-¿Yo solo?

-¡Clarooo!

-Ay compi, si la rave acaba en unos 30 minutos…

-Excusas, excusas… ¬¬

 

Me pido otra copa. Sé que no me queda mucho por hacer, pero no quiero perder la esperanza.

Ella deja de hablarme. Necesito que me hable. Necesito no perder la esperanza del todo, ya que la cabeza la he perdido totalmente. Yo diría que incluso fatalmente…

Cada segundo de su silencio son mil horas de cristales rotos dentro de mis dos cabezas testiculares ¡Pero oye! recuerdo un mantra:

“El Universo Conspira a Tu Favor” (Paulo Coelho dixit)

“Paulo Coelho, Paulo Coelho. ¡Que el universo conspire a mi favor!”, me digo, me rezo… ¡Y ELLA ME ESCRIBE! Aún no se ha apagado del todo la llama de la esperanza…

En resumen: me dice que vaya para allá. OTRA VEZ. Pero ya le he dicho mil veces que no puedo. Falta de vehículo, escasez de tiempo y de cómplices. También le he dicho mil veces que se venga luego, pero no me responde. Ay, joder, me repito tanto porque ella se repite en evasivas. Sé que la estoy liando parda… PERO ES QUE YA NO PUEDO PARAR¡¡¡

Repito mi mensajito: que cuando vuelva, se venga a mi casa. Pero ella no me contesta. Mierda. No me queda otra que volver al rezo: “Ay universo, universo… ¡INVOCO TU CONSPIRACIÓN! Coelhito, anda, no me seas más cabrón…”… ¡Y ME VUELVE A CONTESTAR! ¡Y HA SIDO A LOS POCOS SEGUNDOS! ¡INCREÍBLE!

Dice que pilla un taxi en breve. Le digo que me avise cuando llegue… pero se ríe

-¿Que te avise? ¿Para qué? JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA XD XD XD

-¡Si tanta gracia te hace, para ná!

Ego herido. Corto el rollo de una vez para siempre. Pero ella vuelve inmediatamente a escribirme. Para quitarle hierro al asunto. No tiene mucho sentido

-¡Ala! ¡Qué era broma!… ¿Nos vemos mañana?

-Si quieres, te veo mañana… Pero yo querría verte hoy. Que duermo solito y me pesa todo el cuarto. Lo siento si es demasiado atrevimiento…

-¡Anda pahí!

-Si tú me dices que vas a venir, yo te espero

-Lo mismo te digo

-A mí no me esperes

-¿Así? (emoji perplejo) Que mamón… Jajajaja, ¿de ese palo vas?

-¡Jaja, CAGO EN DIOS! ¡Si te he dicho 37 veces que quiero ir, pero que no puedo! Por eso, la única opción realmente realizable es vernos luego…

Ella me baila por Whatssapp a pesar de la distancia, a base de balones fuera, sin contestarme jamás a la pregunta de fuego de ”¿vas a querer luego venir?”; me baila todo el tiempo mientras renuncio a mis neuronas, las he intercambiado por la sangre que se me hincha entre las piernas con violencia, por puro instinto, sin querer y sin decencia.

Mil pensamientos me saquean ¿Me habrá escrito ella sola, o es que me ha estado escribiendo junto con sus colegas? ¿Se estarán riendo todos de mí? Bueno. Qué más dará. Creo que no… Creo.

Pero yo sigo, ¿por qué no? Debo seguir. Tengo que seguir. Solo puedo seguir. Ni siquiera puedo decidir. Este calor me está matando…

Vuelvo a insistir. Vale, sí, estoy enfermito. Le vuelvo a decir que se venga. No en vano, aún sigue pendiente que me conteste de forma clara. Me mata la incertidumbre…

¡UF! ¡Espero que acepte! Espero que regrese pronto y que se quede en mi casa, y poder follármela como un animal en celo. Ya no insistiré, sólo espero, espero, espero….

Para nada, ella no contesta. Puede que ya no me conteste más.

Dejo el móvil aparte e intento distraerme y relajarme, pero no soporto quedarme sin una respuesta en firme. Nada, NADA. Que no contesta… No tengo más opción que volver a rezar:

“Cohelito, Cohelito… ¡Sólo una vez más, por favor! Venga, no me falles ahora cabrón ¡No me dejes palmar en la orilla!”. Y joder, ¡ME VUELVE A ESCRIBIR! Lo estoy flipando. Me da hasta miedo. Vale que una casualidad es siempre posible, que dos pueden también serlo… ¿Pero y tres? Voy a tener que empezar a creer en un universo que conspira a mi… ah. Que dice que no viene. Por más que le insista. Que está cansada. Y otras excusas más. Se acabó el insistir. El universo se ha estado cachondeando de mí. Que le den por culo al móvil y al universo. La esperanza fue sólo un zombi sarcástico. Ya te has reído bastante a mi costa, puto Coelho. El universo es un dios, sí. Uno burlón.

Aunque bien analizado, el universo no ha tenido nada que ver… He sido yo; he sido un bufón auténtico.

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Anuncios

Un comentario en “El universo conspirando por un pirado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s