Tras la Cortina de Humo. Análisis de los medios (12 – 18 de Marzo)

El enésimo show del morbo: otro ‘Caballo de Troya’ para el fascismo

Un crimen –vomitivo, incomprensible, como tantas otras veces antes-, ha estado generando en los últimos días un controvertido tratamiento mediático que, lejos de limitarse al mero aspecto informativo, se ha transformado en puro espectáculo –y lo que es peor: en una lamentable reivindicación política. Los programas de televisión y medios escritos del país, como buitres sobrevolando sobre el cadáver de un inocente, han querido aprovechar las jugosas y millonarias audiencias en el enésimo show del morbo, bailando en la fina línea que separa la ética periodística de la total falta de respeto. Tanto es así, que dos de los principales periódicos de este país no tuvieron inconveniente en publicar versiones contradictorias sobre un mismo hecho, citando, para más inri, una misma fuente –la guardia civil. Ya que cada cual consuma lo que mejor se adapte a sus ideas (nada nuevo, por otra parte). Pero aprovecharse del asesinato de un niño para vender… es, cuanto menos, macabro.

Además, si a todo esto le añadimos que la figura del asesino ha sido encarnada esta vez por una mujer negra que, por otra parte, era la pareja del padre del niño asesinado –un militante activo de Podemos Almería, por cierto-, ya tenemos el cóctel perfecto para embriagar la verborrea racista y misógina del odio fascista. Pero aunque no sirva de nada, ¿qué tal si invertimos los papeles?

El 7 de Junio de este mismo año, una niña –negra, de ocho años- murió a manos de su tío –varón, blanco, español- tras siete horas de torturas, según determinó la autopsia. ¿Alguien lo recuerda? ¿Por qué el tratamiento mediático fue tan comparativamente débil? ¿Y dónde estaban entonces los que hoy tanto levantan el grito clamando venganza y culpando a la inmigración de todos los males del mundo?

El fascismo está de enhorabuena. Si Cataluña fue la justificación psicológica del pensamiento del maltratador –“o conmigo, o con nadie”-, Gabriel ha sido el clavo ardiendo al que los “populistas de extremo centro” se han agarrado para evitar la derogación de la polémica cadena perpetua en España –o bajo su nombre cuki, “Prisión Permanente Revisable”, al más puro estilo de la madre que la parió: la “Ley de Seguridad Ciudadana” (mejor conocida por su otro nombre, “Ley Mordaza”).

Frente a la comisaria donde permanecía detenida la –al menos, por aquel entonces- presunta autora de los hechos, una multitud enardecida gritaba: “¡Que la saquen!”. No es difícil imaginar lo que habrían hecho con ella, en el caso de que la policía hubiera accedido a dicha petición –La “Ley del Talión” se oculta siempre tras el espíritu humano, esperando ansiosa su turno para calmar su sed de SANGRE. No en vano, el calado social de todas estas reivindicaciones, de talante veladamente fascista, ha sido profundo. El “Caballo de Troya” ha vuelto a ser –como casi siempre que está el fascismo de por medio- la rabia, el odio y la venganza. Dicho esto, ni siquiera voy a pronunciarme sobre la auténtica utilidad de la cárcel para la sociedad –que en la mayor parte de los casos, es más una vía de escape para exorcizar los miedos y apaciguar la sed de venganza, que una solución real para arrancar los problemas de raíz. Me voy a limitar simplemente a citar las palabras de la madre de Gabriel. Porque por más frustración, impotencia, odio, pena, empatía, miedo y ansias de justicia que los más afectados por esta tragedia podáis sentir, estos sentimientos no se acercarán ni siquiera remotamente al dolor que haya podido experimentar ella.

“Se ha generado un movimiento muy bonito gracias a mi hijo. Me gustaría que continuara. Están apareciendo muchos mensajes pidiendo muerte o maldad. Entiendo que esas personas tienen la misma rabia que yo dentro, pero que la usen para pedir bondad en el mundo.

En memoria del ‘Pescaíto’, pido que no se extienda la rabia, que no se hable de la mujer detenida y que queden las buenas personas.”

Descansa en paz, pequeño.

 

* * *

¿Qué tienen en común Xi Jinping y M.Rajoy?

Esta semana también nos hemos enterado de la oscura maniobra del presidente chino, Xi Jinping, para poder perpetuarse indefinidamente en el poder. Una reforma en la Constitución, aprobada posteriormente en el Parlamento, ha tenido la culpa. Dicha reforma ha consistido basicamente en la eliminación de la limitación de mandatos, que hasta el día 11 de Marzo no podían exceder las dos legislaturas. Entre las reacciones recogidas por la prensa española, podemos encontrar las siguientes:

Justo cuando China parecía haber dejado atrás el culto a la personalidad y el despotismo vitalicio propios de la era de Mao Zedong, el presidente Xi Jinping adquiere los rasgos de un dictador”, opina Matthias von Hein.

Un grupo de intelectuales chinos, encabezado por el columnista Li Datong, escribió una carta a varios legisladores para pedirles que se opusieran a ella, porque “causará ridículo entre todos los países civilizados del mundo” y “será un paso atrás en la Historia que podría ser la semilla del caos”.”

Ningún medio de comunicación, no obstante, se ha atrevido a pronunciarse sobre una pequeña paradoja: en España NO EXISTE LA LIMITACIÓN DE MANDATOS. Resulta curioso que, para la prensa española, eliminar la limitación de mandatos sea un rasgo tan evidente de autoritarismo, un acto intolerable capaz de despertar todos los recelos democráticos y resucitar de forma encubierta una terrible dictadura… en China. En España, como siempre, ya tal

 

 * * *

La “conspiración de las pensiones”, nada nuevo bajo el sol

Corría el año 2008. La chapa y pintura de la economía española y mundial estaba empezando a derretirse, mostrando los primeros signos de color crisis. Yo aún era un estudiante perdido que apenas comenzaba a comprender que la Universidad era una farsa total, y mi carrera (Administración y Dirección de Empresas) una cagada de elección. No obstante, entre tantas y tantas asignaturas que me resultaban amargamente intrascendentes (cuando no las odiaba con todas mis fuerzas), hizo aparición la única materia que los enemigos de la ideología dominante consiguieron colar en mi Licenciatura. Aquella asignatura se llamaba “Teoría de la Cultura”.

Recuerdo que desde el principio todas aquellas ideas subversivas me resultaron fascinantes. Pero hubo un tema en concreto que no he podido quitarme de la cabeza desde entonces: en él, se hablaba sobre las Nuevas Derechas, y sobre su intención firme de eliminar las pensiones públicas. Por aquel entonces, apenas podía dar crédito de lo que leía. Lo consideraba una especie de ficción irrealizable, pues pensaba que esos cabrones no serían capaces de hacerse con el poder. La realidad, diez años después, me ha metido un tremendo bofetón en los morros. ¿Pero quién soy yo para explicar lo que ha pasado en todo este tiempo? Para ello, recurriré a la figura de Miren Etxezarreta, Doctora en economía por la UAB y la London School of Economics. Este es un pequeño extracto –levemente reformateado, para mayor claridad- de una entrevista que le hicieron recientemente:

P. En las últimas semanas, tres medidas han acaparado la atención sobre las pensiones: la ampliación a toda la vida laboral del periodo para calcular las pensiones, la aprobación por el gobierno de un decreto para que se puedan rescatar los planes de pensiones privados a los 10 años, y la propuesta del Círculo de Empresarios para subir la edad de jubilación a los 75 años. ¿Qué le sugieren estas medidas? ¿qué podemos ver detrás de ellas?

R. Fijarnos en estas pequeñas medidas nos ayuda a entender que algo está pasando, pero lo realmente importante es entender lo que está pasando. Todo el tema de las pensiones viene desde hace mucho tiempo, no surge ahora con la crisis, ni porque se haya terminado el fondo de pensiones. Esto viene desde 1988por lo menos-, y no solo en el Estado español.

Estas medidas, insisto, no son nada más que indicadores de lo que quieren hacer con el sistema de pensiones. Y por eso a mí me parece mucho más intresenate profundizar en el sistema de pensiones en sí mismo que detenernos en esas tres medidas, porque no indican nada más que lo que realmente quieren: gastar cada vez menos dinero en pensiones públicas y, por otra parte, estimular las pensiones privadas.

Para ello, por una parte, bajan las pensiones públicas, para que la gente se asuste y los que puedan empiecen a hacer pensiones privadas. Y por otra, dan facilidades a las pensiones privadas –como los diez años para que puedan sacar el dinero-, lo que realmente rompe con todo el esquema de lo que es una pensión.

Son “golpes” para ir orientando a la ciudadanía hacia las pensiones privadas. Y para eso, tienen que asustar diciendo que no hay dinero para las pensiones, que tendremos que trabajar hasta los 75 años -¡que a lo peor sí que será verdad!- y nos obligarán a trabajar hasta los 75 porque no se podrá vivir de una pensión pública. Tal y como está planteado ahora, no hay ningún interés en que el sistema público sea viable.

En resumen, la dinámica es doble: asustarnos rebajando las pensiones públicas y diciendo que las van a rebajar todavía más, y por otro lado, estimular las pensiones privadas.

P. ¿Estamos pues ante un un proyecto planificado?

R. Así es. El objetivo lo marcan fundamentalmente los grandes poderes financieros, apoyados, sobre todo, por el Banco Mundial. El FMI o la OCDE tienen un papel más subordinado. También es entusiastamente apoyado por los gobiernos de todos los países occidentales que se dicen democráticos. Todo esto es un plan de mucha más envergadura, y la prueba es que pasa en todos los países del mundo occidental. El sistema financiero global está detrás de la crisis de las pensiones.

P. A nivel económico, qué interés hay detrás

R. El problema surge de que hay mucho dinero en pensiones. A cada pensionista le llega poco, pero como somos muchos, hay mucho dinero en pensiones, tanto en España como en cualquier otro país. El sistema financiero, que está intentando buscar negocio por todas las esquinas, quiere gestionar ese dinero. Y para gestionarlo, tiene que quitárselo al Estado, que es quien lo gestiona ahora. El objetivo es absorber esos fondos para la gestión privada de ese dinero –de esos 110.000 o 120.000 millones de euros anuales.

P. ¿Se puede abrir camino este proyecto porque, como dicen, el sistema público es inviable, porque no hay dinero, o por el envejecimiento de la población?

R. Todo eso son mentiras de apaño. No es verdad. Son verdades a medias, parciales, que son peores que las mentiras. Porque son vistas desde un prisma específico. Tienen que decir todas esas cosas para asustar a la gente.

Eso de que no hay dinero es falso. El dinero que hay en el país se tiene que repartir entre los que estamos en el país. Si no hay dinero para las pensiones, depende de cómo se reparte. Porque vamos a ver: si se van a pagar pensiones privadas ¿no es dinero del país también?

Qué quieren decir, ¿que quienes tengan pensiones gestionadas por el Estado no tendrán dinero, pero los que tengan pensiones gestionadas por la banca privada sí lo tendrán?

Es una crisis construida, una crisis elaborada. Tal como la plantean los medios de comunicación sí que es una crisis, porque la plantean desde una óptica manipulada.

Ni es verdad que no hay dinero, ni es verdad que hay demasiada gente, porque entonces quiere decir que nos aconsejan lo que dijo el ministro japonés: “que nos muramos antes”. Que por lo menos tengan el valor de decirlo.

Si resulta que España, a pesar de las crisis, tiene ahora el doble de producción –o al menos, más que en el año 1977-, y la población no ha aumentado más que un 25% ¿por qué no hay dinero? Lo que tendríamos que preguntarnos es dónde está el dinero.

P. Usted dice que no hay un problema de pensiones, que lo que hay es interés porque el sistema público sea inviable.

R. El dinero es el mismo vaya al Estado o vaya al banco que sea. ¿Por qué si lo gestiona el Estado no hay dinero, y si lo gestiona la banca sí? Es un problema de voluntad política.

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s