Cuatriálogo

—1: Oye, rebaja el tono. No es necesario que me grites tanto: ya te oigo bien

—2: No te estoy gritando. Así es como hablo yo cuando discuto

—1: Pues rebaja ese tono. Que me estás dejando sordo

—2: Mira tío, ya me estás tocando el coño. Antes te has enfadado tú porque no te he dejado terminar, y te he pedido disculpas. Pero por aquí no paso

—3: Ella es así, pichita. Tienes que aprender a ser más tolerante

—4: ¡Tolerante siempre! Yo estoy a tope con la tolerancia

—1: JAJAJAJA

—4: ¿Y tú de qué te ríes?

—1: Me ha hecho gracia esa defensa a ultranza de lo tolerante

—4: Es que es verdad. Lo digo porque creo que esta sociedad adolece de un problema grave y casi irreparable de intolerancia

—1: “Dime de qué presumes y te diré de qué careces”. ¿Te das cuenta?

—4: Sí. Pero no es el caso

—1: ¿Y se supone que yo soy un intolerante?

—3: Sí

—2: Sí

—1: ¿Y quién defiende el derecho de mis oídos? ¿Nadie es tolerante con mis oídos, o qué?

—4: Yo. Bueno, yo trato de entenderos a ambos. Entiendo que ella se expresa así, y también entiendo que tú no sabías que ella se expresaba así

—2: ¿Y eso le da derecho a machacarme?

—4: Entiendo que te ha sentado mal su reacción, pero que no lo ha dicho con maldad

—1: Exacto. Lo he dicho porque me estaba machacando el tímpano

—3: ¿Y no entiendes tú la paradoja de todo lo que estás diciendo?

—4: ¿Qué tengo que entender?

—3: Si eres tolerante incluso con la intolerancia, entonces para ti la intolerancia tiene derecho a existir. La sociedad tiene, pues, derecho a ser intolerante, por lo que la tolerancia al final no significará nada. O se transformará en un rasgo de débiles, mientras que los más fuertes e intolerantes se expandirán y se impondrán. Por algo son intolerantes. Si hay intolerancia no puede existir tolerancia

—4: Supongo que llevas razón. Soy tolerante con tus argumentos

—3: Te lo estoy diciendo en serio, así que cachondeíto ninguno. Hay que abolir cuanto antes la intolerancia. Por eso el problema tan grave e irreparable del que hablabas antes

—1: ¿Pero qué es la tolerancia? A mí que me lo expliquen ¿Es arrancarse los colmillos acaso? ¿Comer papillita? ¿No morder, no ofender? ¿Ser políticamente correcto siempre? No tengo derecho a pronunciarme como me venga en gana, pero ella tiene todo el derecho del mundo a ofenderse, ¿no?

—4: Creo que todo se está saliendo de madre. Venga, va, si esto es una tontería…

Los cuatro alzaron sus copas y dieron un trago largo. Luego evitaron mirarse a los ojos. Sus silencios eran ensuciados por un estruendoso reguetón añejo -menos mal; es tan incómoda la intolerancia…

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s