La prohibición preventiva del cuchillo

unInicio

Yo tengo un cuchillo en casa. Alguien dice que le he herido con ese cuchillo, y me ha puesto una denuncia. Pero cuando el juez le pide que muestre la herida que le he dejado, esa persona dice que no puede enseñársela. Argumenta que la herida la tiene por dentro; y el juez, siendo así el asunto, deberá imaginársela.
Acto seguido, el juez determina que el cuchillo puede herir, y por lo tanto se me condena a un año y medio de cárcel.
Yo no conozco a la persona que me ha denunciado. De hecho, juraría que nunca jamás utilicé mi cuchillo más allá de la libertad que me otorga mi cocina. Ni siquiera recuerdo si en algún momento de mi vida he querido sacarlo de allí…
Pero eso no le importa nada al juez. El juez me ha hecho sentir que soy un auténtico delincuente. Un ser despreciable, un lunático, un monstruo. Por tener un cuchillo en casa.

unGancho

Varios chefs, e incluso simples aficionados al arte culinario, han sufrido últimamente mi misma suerte. Los juzgados se están llenando de cocineros, mientras la gente comienza a señalar con el dedo a los que huelen a rebozado, a frito o a especias. Las televisiones emiten debates en prime time. Rotulan: “¿Dónde quedan los límites del cuchillo?”

unNudo

Algunos aseguran sentir que un cuchillo atraviesa sus pechos, que desgarra sus músculos, tendones y venas, que les rebana el cuello cada vez que ven a alguien penetrar en su cocina y aproximarse al cajón de la cubertería. Las denuncias anónimas se han multiplicado por mil. En consecuencia, la policía maneja inmensas listas de presuntos acuchilladores, los cuales están siendo severamente investigados. Debido a la enorme presión popular, el gobierno acaba de aprobar un Decreto-Ley para instalar obligatoriamente cámaras y micrófonos en las cocinas del país entero, mientras que una Ley Orgánica ya regula los usos del cuchillo, estableciendo las sanciones previstas para cada tipo de infracción.

unDesenlace

La gente ya no tiene cuchillos en casa. Están comenzando a cortar su comida con cucharas.

 

 


asasa - copia

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

 

Anuncios

Un comentario en “La prohibición preventiva del cuchillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s