Gracias, Capitán, por tanto Veneno

Para los que no tengan la suerte de ser o rondar por Cádiz durante el mes de febrero, Juan Carlos Aragón Becerra será una figura completamente desconocida. Licenciado en Filosofía y Letras, profesor y escritor de poesía, novela y ensayo, Juan Carlos es sobre todo conocido por ser una de las personalidades más representativas y prolíficas del Carnaval de Cádiz, siendo autor de más de cuarenta obras repartidas entre las modalidades de chirigota y comparsa. Para que entiendan un poco la dimensión de su figura, sepan que en Cádiz ser Juancarlista no significa precisamente ser borbónico ni monárquico… Sirva esto de introducción, pero vayamos por fin al grano:

El triste asunto que me lleva hasta aquí, es que el pasado viernes día 17 de mayo falleció de una manera tremendamente prematura, a punto de cumplir los cincuenta y dos años de edad, dejándonos a todos desolados y en adelante huérfanos de sus crónicas cantadas, siempre certeras y ardientes, valientes, clarividentes y puntiagudas como las flechas. Juan Carlos Aragón, también conocido bajo el seudónimo de “Capitán Veneno”, poeta y revolucionario fielmente comprometido con su época, se comía el mundo por febrero y lo deglutía con rabia, para luego cagarlo en forma de una obra de arte inigualable, inimitable, pero ante todo insustituible. De ahí lo de dejarnos huérfanos y que resulte tan difícil contener el llanto…
Leer Más

Anuncios

A la Deriva

Soy ese que pasa el balón antes de lanzar al aro,
El que huye del amigo que mañana será enemigo,
El que se hunde en el mutismo hasta que se le abren los poros de la párpados,
El que nunca quiso dejarse ver, ni jugar al fútbol.
Soy el que se perdió en las pantallas antes de siquiera verlas,
El que siente escalofrios cuando toca algo bonito,
El que ríe a costa de todos y no acepta ser motivo de burla,
Ese débil que aspira a dictarte, aun en su débil conducta.
Soy la muerte disfrazada de vida,
Soy la vida engañando a la muerte,
La incomprensible presión de la conexión forzosa,
La incompatible norma de una sociedad imposible.
Soy la diferencia, la inseguridad, la compasión, la locura,
Soy la huída, la cobardía, la desobediencia obediente,
El adiós dentro del hola, la ausencia y también la gente,
La espuma, la pasión y la cresta de la ola.
Llanto y risa, mal y bien,
Y la espesura de las circunstancias. Leer Más


A la Hoguera

Como nazis y fundamentalistas cristianos quemaron
En su día
Los libros,
Propongo la misma práctica
A la inversa, y
Sin abandonar el sano arte de volver a las cosas ceniza,
Encendamos de nuevo la hoguera
Y quememos
En ella
Las televisiones,
En masa,
En la plaza,
Que formen rascacielos de humo negro envenenado,
Y que sus pantallas así contaminen,
Por vez última,
La vida y razón humanas. Leer Más



Antiespaña, yo

España, embrutecida patria de paletos sin cerebro con acceso a información.

España, país de ciegos, de odiadores de profesión.

España, pantalón de pana, piedra en el riñón, nudo en la garganta, sarro entre los dientes,

Y esa gente que aplaude al otro lado del cristal tintado de un coche oficial que avanza con su dinero. Leer Más



más patria mía que españa

Tu piel lo acaricia,

Tus manos lo inhalan

PomPom ¡es noticia!

Miradas que dicen que ganas

 

Como en una guerra eterna,

Forjándote en mil batallas,

Te has convencido tarde, hembra,

Tu eres carne viva en alma

 

La vida toda en tu vientre,

La magia tiembla en tu malva

¡Que viva tu deseo ardiente

Que siempre será el que manda!

 

Mujer, hermana y combatiente

Coronada libre y humana,

Envuelta de mil banderas

Más patria mía que españa

Más patria mía que españa…

Leer Más