Detrás de todas las guerras e imperios

He servido durante treinta años y cuatro meses en una de las unidades más combativas de las Fuerzas Armadas estadounidenses: en la Infantería de Marina. Y tengo el sentimiento de haber actuado durante todo ese tiempo de bandido altamente calificado al servicio de las grandes empresas de Wall Street y sus banqueros. Leer Más

Anuncios

Desmontando el mito liberal

Las teorías económicas actuales insisten en relacionar la libertad con el mercado libre, y por extensión, con el capitalismo global. Por supuesto, se trata de una noción bastante particular sobre qué es la libertad: una libertad que nace y muere en el dinero. Sin embargo, Roberto Chiazzaro (del Partido Socialista de Uruguay) denuncia las hipocresías que presenta dicha noción de libertad al remontarse hasta los orígenes mismos de este sistema que la parió. Su tesis, resumida en las siguientes líneas. Leer Más




El ascenso de la extrema derecha: una consecuencia directa de la descomposición de la izquierda

La reciente victoria de Jair Bolsonaro ha venido a confirmar las preocupaciones de muchos: el ascenso de la extrema derecha ya no es una excepción. ¿Cómo explicar esta tendencia? ¿Podemos albergar alguna esperanza de cambio? Para tratar de comprender mejor este fenómeno recurrimos a la figura de Slavoj Zizek, uno de los pensadores más destacados de nuestra época. Leer Más


In dependence day

Cuatro de julio del dos mil y algo, en un lugar del Estado español de cuyo nombreMECAGOENCERVANTES:

-¿Te imaginas que Hitler hubiese ganado la guerra? Hoy tendríamos esvásticas por todos los ayuntamientos –dice Izan [españolización del nombre propio “Ethan”, de origen anglo-sajón] justo antes de meter un buen bocado a su apetitosa y humeante hamburguesa con queso. Leer Más


El pobre pide limosna y el gitano grita en la cárcel

Un gitano ha sido detenido, y el pueblo entero lo mira con reproche y odio. “La cárcel es el único lugar para ti”, o “Estos gitanos ya no respetan nada”, se oía decir a las multitudes sin rostro. Un pobre hombre pide limosna en la puerta de la iglesia. Entra el terrateniente, perfumado y bien vestido. “Aquí no”, piensa él, “Ese hombre huele mal”, y su color negruzco le horroriza. Quizás suelte alguna monedita en el cepillo de la iglesia, eso sí; y si hay suficientes al final del día, y el mendigo continúa para entonces allí tirado, probablemente se lleve algo con lo que poder cerrar el puño. Así, el párroco y el rico se ganan su derecho al cielo y el pobre mantiene su fe…

en lugar de ir a robar a casa del terrateniente. Leer Más