¿Qué es El Giro?

“El Giro” es como un hijo que nace deforme y tullido, desfigurado y torcido, contrahecho, anormal y amorfo, pero que aún en su desagradable imperfección mantiene un cierto magnetismo y encanto, una especie de hechizo, un embrujo, un no-se-qué y un qué-sé-yo; y por qué no, una peculiar hermosura propia quizás sólo visible por quienes saben romper con los estereotipos; o al menos, así lo siente el que escribe.

Al fin y al cabo es hijo mío, ¿y qué padre hablaría mal de su propio hijo?

 

El Giro:   reflexiones y relatos para descifrar la realidad (lo de revista es pura anécdota estética…)

¿Mi objetivo? Cuestionar la ortodoxia, alumbrar aun tenuemente sobre los senderos oscurecidos y silenciados, mirando de frente y sin complejos a la “verdad” para decirle “¡HIJA DE PERRA! ¡Por mí puedes irte a tomar por culo!”; y aclarar que no por dudar de ella y pregonarlo a viva voz pretenda ser yo profeta, ni portavoz clarividente de ningún cielo; sino que simple, humilde intérprete.

¿Mi voluntad? Darle un vuelco a los suelos de este microuniverso, abandonar el camino recto en busca de otras verdades ocultas, dar un giro al final de la calle de todas las calles para salir -justo allí, donde nadie se lo espera- tras haberme cagado y meado por todas las aceras regadas con manecillas de reloj y sangre invisible. El mundo es una mierda, pero yo no pretendo cambiar el mundo;

sólo

quiero

molestar.

 

Gira tú también conmigo si quieres

(…si te atreves…)

 

cropped-ojos-copia4-copia1.jpg

Anuncios