No solo los labios gritan.

 

nadie advirtió que no era tu boca la que gritaba pidiendo auxilio

sino que fueron tus ojos.

 

11182038_639135319520926_1295393471884122512_n

Leer Más