La silla de Fran

Fran, voz de suspiro, huesos de piel, vive ahora en una silla. No siempre fue así, él en su día caminaba, pero andaba sin orientación, se tambaleaba como las borracheras, pues el equilibrio, siempre su punto más flaco, se le iba volviendo poco a poco más anoréxico, raquítico… hasta que al final, tras una operación peligrosa e indignante, su equilibrio definitivamente murió… O se lo mataron las negligencias. Desde entonces, él anda sentado. Leer Más

Anuncios