Momentos que nunca ocurrieron: dos

Momentos que nunca ocurrieron, entrega segunda:

“La anarquía en tela de juicio” (dentro de la subsección “Juicios que nunca ocurrieron”)

 

Contexto: “¿Usted forma parte de algún movimiento anarquista insurreccionalista?”. Esta fue una de las preguntas que le hicieron al rapero Pablo Hasel antes de condenarlo a prisión por 64 tuits + la letra de una de sus canciones. No me pronunciaré acerca de la morfina que llevaba encima la fiscal que le formula la pregunta -además ¿qué me importa a mí si sus padres son primos hermanos? (lo que sí me molesta un poquito es descubrir que una de las juezas que lo ha condenado (Concha Espejel) es amiguita de Cospedal, y otro (Nicolás Poveda) fue en las listas de Falange en 1979). Tampoco me pronunciaré sobre si resulta democráticamente conveniente encerrar a una persona por escribir lo que le sale de los ovarios en una red social (esto daría para otro post, y bien largo). Lo que me interesa ahora es la pregunta en sí, y en especial, esa parte del “movimiento anarquista insurreccionalista”. He de reconocer que cuando escuché la pregunta, mis huevos se encogieron automáticamente. Además, se me escapó un inevitable y sonoro “¡COÑO!”. Porque por si no lo habéis notado, justo unos centímetros más arriba, en esta magnífica página mía, puede leerse: “Bombas y proyectiles ANÁRQUICOS de fabricación casera” ¡AY! Qué torpeza la mía… A partir de ese momento, y habiendo superado ya el sobresalto inicial, mi mente comenzó a fantasear: ¿y si resulta que en la España del Siglo XXI se instaura una paranoia persecutoria al más puro estilo ‘Estados Unidos y sus bellísimos y anticomunistas años 50’? Si artistas de la talla de Bertolt Brecht o Charlie Chaplin fueron perseguidos, ¿por qué no yo? ALL RIGHT. En fin. Viendo que la libertad de expresión goza en la actualidad de un colorido auge y florecimiento solo comparables con la base de Guantánamo, me he imaginado en el lugar de Pablo Hasel, respondiendo a una serie de preguntas interesantísimas ante un juez, tan sólo porque alguna persona súper simpática hubiera tenido a bien denunciar este humilde blog al Nuevo Tribunal de la Inquisición Anti-anarquista. Este es el juicio que, afortunadamente, nunca ha tenido lugar (todavía…): Leer Más

Anuncios