Cuando las personas se juntan

Cuando las personas se juntan… suelen volverse muy peligrosas.

Desde el punto de vista de quien ostenta el poder, peligrosas para sus propios privilegios;

Desde el punto de vista del policía convencido u obediente, peligrosas para ellas mismas.

Las masas unidas son como la lava de un volcán imparable, cuyo fuego es el corazón de todos; Leer Más

Anuncios



Atrapadøs

.

Vivir sin contarnos el vacío que sigue a cada regalo material o a cada erupción del sexo: engaños, señuelos, sueños, momentos para hacer olvidar todos los instantes, pedazos de mentira para tejer una vida que oculte tras de sí la oscuridad silenciosa del hombre muerto.

Así vivimos. Mentidos. Leer Más


Sobre perros y lobøs, humanos y siervos~

Según las teorías que nos contamos, el origen del doméstico “Mejor-Amigo-del-Hombre” se encuentra en la propia mano del hombre: hemos practicado una “selección natural” (artificial en realidad) con los lobos (salvajes, fieros, peligrosos y LIBRES) hasta transformarlos en dóciles perros obedientes. Algunos son diminutos, y perderían la batalla contra una rata. Otros se asfixian por el propio peso de su rechoncho cuerpo. Los hay tan grandes como caballos, pero son más bonachones que los osos de peluche. Pero lo cierto es que nos han resultado muy útiles a lo largo de nuestra historia: para proteger nuestras propiedades, para cazar por nosotros nuestros alimentos más escurridizos, para fomentar nuestras ludopatías, e incluso para disimularnos nuestros vacíos y soledades. Sin embargo, puede que nos hayamos perdido por el camino algún pensamiento que resulta clave: ¿qué nos hace pensar que dicha selección “natural” no pueda estar siendo llevada a cabo actualmente para con los propios humanos? o peor aún: ¿y si ésta ha sido afrontada hace mucho tiempo ya? Leer Más




Vivir la vida, disfrutar el azar

La belleza del mundo, relativa. El sol puede calentar o arder. La luna puede bostezar o helar. Una sonrisa denota tanto deseo como desprecio o capricho. ¿Y cuál es el precio de un instante? En un vuelco de los acontecimientos los segundos se vuelven siglos, los ministros se vuelven parias, las ganas se vuelven de cera, la pena se enquista o se emborracha, o se muere, o se retroalimenta. La vida, tan relativa como el mundo, respira o calla, llora o ríe en torno a los pequeños detalles. Su magia queda aparte, rechina en la retaguardia, aguarda a la espera de mostrarse dentro de un mundo inmisericorde de miseria cíclica. No estamos aquí para ganar ni perder. Aquí sólo se vive vida. Eso, y sólo eso. Eso es lo único importante.