La manifestación de Schrödinger: un estudio completo

Si a Newton le bastó una manzana para descubrir la gravedad, Schrödinger nos montó uno de los rompecabezas más célebres de la ciencia tan solo con un gato, una caja y una partícula radiactiva. Su experimento -100 % teórico, para no ofender a animalistas- consistía en introducir al gato en una caja sellada herméticamente. La partícula radiactiva que citábamos antes cuenta, exactamente, con un 50 % de posibilidades de desintegrarse, en cuyo caso resultaría letal para el animal; de manera que, hasta que un observador no abra la caja y “contamine” el experimento con su mirada, el felino se encontrará vivo y muerto al mismo tiempo. Un tanto complejo de digerir, ¿verdad? No culpes de ello al autor, sino a la física cuántica. Leer Más


La manifestación de Schrödinger

«El Gobierno ha mentido a los españoles. El Gobierno ha ocultado información. El Gobierno ha salido con guantes de látex detrás de una pancarta mientras afirmaba que no había que tomar medidas y que los focos estaban controlados»

Santiago Abascal tras el Congreso de Vox en Vistalegre, justo después de desvelarse el positivo por coronavirus de Javier Ortega-Smith, asistente al acto y saludador efusivo de las masas allí presentes.

box-1036976_960_720 - copia3 - copia-a - copia - copia - copia (3) - copia - copia - copia

Supongamos que tenemos una caja dentro de la cual se encuentra el cornavirus. El Gobierno es perfectamente conocedor, ya no solo de la presencia del virus, sino también de la extrema gravedad del mismo (en virtud de una serie de informes que decide premeditadamente ignorar y ocultar −o así lo afirman desde Vox). Por tanto, el Gobierno sabe que al introducir una multitudinaria manifestación feminista dentro de la caja se generará una hecatombe de dimensiones estratosféricas. Entonces ¿por qué lo hace?

Lo hace porque le beneficia”, tal es el argumento habitual esgrimido por el ala más conservadora de la sociedad española. Sin embargo, al ser el Gobierno plenamente consciente de las consecuencias que todo ello desencadenaría, también lo es de que el acontecimiento terminaría por ser fervorosamente utilizado en su contra; por lo tanto, sabe positivamente que le perjudica.

Acabamos de llegar a una extraordinaria situación de paradoja en función de la cual, permitir la manifestación feminista del 8M beneficia y perjudica al Gobierno simultáneamente. Estamos, sin lugar a dudas, ante la manifestación de Schrödinger.








El maletín

1.

El pez gordo fumaba un gran puro habano dentro de una larga limusina negra. Su amplio torso aposentado sostenía, como las dos ramas de un viejo baobab, sus dos brazos en forma de ancla, apoyados a lo largo de un cómodo respaldo de cuero. A su lado, reposaba un gran maletín también de cuero; pero este, a diferencia de aquel respaldo de carmín, era de un profundo color oscuro. Delante, tras varios metros de largos sofás, se alojaban el chófer y el mayordomo, separados del amo por una amplia mampara opaca. Leer Más


Margarita

Se llamaba Margarita, y era tan gilipollas (es decir… tan especial), que tenía la casa entera llena de margaritas –las flores, se entiende. Hace algunos años se compró un DVD solo y exclusivamente para ver una película: Margarita se llama mi amor, se llamaba aquella película. Su pizza favorita era la margarita. Y cada vez que pisaba un bar, se pedía un margarita; si no tenían, bebía agua. Y precisamente de agua es de lo que hablaremos a continuación –o más concretamente: del agua del grifo que llega a las casas del primer mundo. Leer Más