La gran advertencia del autor de “El Libro de la Selva” sobre la infelicidad

Rudynard Kipling, escritor de El libro de la selva, dijo alguna vez que, tras haber viajado por el mundo entero, se había dado cuenta de que el medio más directo y eficaz para lograr que una persona fuera infeliz era comenzar a pagarle por lo que hacía:

“Yo he visto cómo los guías sherpas del Himalaya suben y bajan las montañas continuamente, día tras día. Y lo hacen con placer y con gusto. Pero cuando llega el hombre blanco europeo y les pide que lo guíen a cambio de dinero, dejan de hacerlo con gusto. La razón es que ya no lo hacen por placer, sino por dinero. Y cuando una persona empieza a hacer las cosas de su vida por dinero, es como coger un billete directo hacia la infelicidad”.

12295347_929126800514293_7570669449625672467_n.jpg

Anuncios

La parábola del pescador mexicano

En un pueblo de la costa mexicana, un paisano se encuentra medio adormilado junto al mar. Un turista norteamericano se le acerca, entablan conversación y en un momento determinado el forastero pregunta:

-Y usted, ¿en qué trabaja? ¿A qué se dedica?

-Soy pescador -responde el mexicano.

-Caramba, un trabajo muy duro. -replica el turista, quien agrega- Supongo que trabajará usted muchas horas cada día, ¿verdad?

-Bastantes, sí -responde su interlocutor.

-¿Cuántas horas trabaja como media cada jornada?

-Bueno, yo le dedico a la pesca un par de horitas o tres cada día -replica el interpelado.

-¿Dos horas? ¿Y qué hace usted con el resto de su tiempo?

-Bien. Me levanto tarde, pesco un par de horas, juego un rato con mis hijos, duermo la siesta con mi mujer y, al atardecer, salgo con los amigos a beber unas cervezas y a tocar la guitarra.

-¿Pero cómo es usted así? -reacciona airado el turista norteamericano. Leer Más