La libertad: una cuestión biológica

Entre los ecos de las ostias que sobrevuelan a las barretinas que quieren irse (normal), peligrosos terroristas tuiteros comienzan a entrar en la cárcel.

Entra en prisión la primera persona por publicaciones en redes sociales”

Leer Más