Euthanäsia

Abro los ojos y necesito de tu abrazo para comenzar el día, pero solo tengo tabaco en la habitación: me abrazaré con su pestilente humo. Toso y apunto estoy de vomitar. Me viene a la mente un recuerdo olvidado durante las horas de narcosis: es mi vida. Derrumbada, tal y como está: podrida y muerta por dentro, por culpa de los pequeños detalles. Qué absurdo es todo en la vida. Leer Más

Anuncios

Arrebatos

Era la típica pareja que no puede vivir sin un conflicto constante. Los arrebatos son, quizás, los sentimientos más reales de entre todos los que existen: todo el cuerpo lo siente dentro y da fe, cada órgano es partícipe y se eriza, o se enciende en puro fuego. Pero el problema que los arrebatos tienen es que son tan reales como efímeros, tan volátiles que, de un momento a otro, todo el terreno ganado a la mar de la angustia se inunda de nuevo, o, sin inundarse, pierde todo su sentido: son como el caos, huidizo y contradictorio. Leer Más


Cuando las personas se juntan

Cuando las personas se juntan… suelen volverse muy peligrosas.

Desde el punto de vista de quien ostenta el poder, peligrosas para sus propios privilegios;

Desde el punto de vista del policía convencido u obediente, peligrosas para ellas mismas.

Las masas unidas son como la lava de un volcán imparable, cuyo fuego es el corazón de todos; Leer Más


Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva

“Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen” –una verdad incuestionable para Nacho, revelada por su dios y por su tradición –él es de familia nacional católica-, pero además, también porque lo dice la ciencia –que es sagrada sólo algunas veces. O más bien, digamos que fue una verdad incuestionable hasta el momento en el que el Totalitarismo LGTBI, perfectamente organizado e infiltrado en el mundo terrenal, hizo mella en su razonamiento divino. Leer Más





La silla de Fran

Fran, voz de suspiro, huesos de piel, vive ahora en una silla. No siempre fue así, él en su día caminaba, pero andaba sin orientación, se tambaleaba como las borracheras, pues el equilibrio, siempre su punto más flaco, se le iba volviendo poco a poco más anoréxico, raquítico… hasta que al final, tras una operación peligrosa e indignante, su equilibrio definitivamente murió… O se lo mataron las negligencias. Desde entonces, él anda sentado. Leer Más


Discursos y abuelas

Esa barbita canosa cuyos hilitos blancos están cada uno de ellos específicamente colocados para dar una imagen de madurez, esos ojitos azules de perro husky asustado, esa voz tenue de la que espero continuamente que se escape un gallo, pues todo el tiempo lleva el gallo en la barrera del corral, intentando escarparse de La Zarzuela. De lo que habla, no sé, las mismas gilipolleces vacías de cada año. Ración de unidad de España aderezada con un chorrito de franquismo y mil especias de arrimar el hombro en tiempos difíciles que nunca acaban. Ahora dice algo sobre el trabajo. “Trabajo digno y de calidad“, dice el rey. Ahí le tienen, el rey hablando de trabajo. Como el cura de matrimonio o el tertuliano de política. España, señoras y señores. Rey retoza pero agradece. Leer Más